Teatro Reina Victoria 1916-2016

El 10 de Junio cumplí 100 años. Soy uno de los Teatros más antiguos de Madrid. Me llamaron Reina Victoria, porque la esposa del Rey Alfonso XIII asistió a mi inauguración en 1916 y le obsequiaron con este presente: un teatro como yo llevaría su nombre regio. Estoy orgulloso y contento porque la vida ha hecho que siga resistiendo a que no me conviertan en un bingo céntrico o en alguna sucursal de telefonía móvil. Sigo recibiendo a miles de personas cada día para que contemplen sobre mi escenario multitud de obras que remuevan sus sentimientos y salgan por mi vestíbulo felices y contentos. Como misión en la vida tengo esta premisa: ¿Hay algo mejor que hacer feliz a la gente?

Ya han pasado 100 años y parece que fue ayer, cuando durante la II República me cambiaron el nombre por el de “Victoria”, luego durante la Guerra Civil me pusieron nombre masculino –Joaquín Dicenta– y pasada la contienda, volví a mi nombre original Teatro Reina Victoria y hasta hoy… que se cumple mi Centenario. No me ha dado tiempo a contar la cantidad de obras que he escenificado pero me acuerdo que por mis tablas han pasado grandes dramaturgos. Os sonarán: Antonio Buero Vallejo, Jacinto Benavente, los hermanos Machado, Juan José Alonso Millán, Alfonso Paso…

Cuántas historias vividas, hojas de libretos sobre el escenario, sabias conversaciones de actores entre bambalinas, sueños cumplidos con los aplausos del público, notas musicales que te estremecían, olores de melancolía de momentos irrepetibles…perdonad pero la nostalgia y la emoción me acompañan cuando os relato mis recuerdos. Ya sabéis, los que amamos el teatro somos fibra sensible, somos piel, somos esencia, somos corazón.

Os preguntaréis cómo lo celebré. Pues bien os diré que durante ese año tuve en mi programación eventos bonitos que marcaron mi siglo de existencia. Hicimos funciones para actores octogenarios que han dado su vida por remover nuestras emociones, hubo exposiciones de arte, coloquios culturares, conciertos, homenajes…. que fuimos salpicando a lo largo de todo el año 2016.

Ahora pertenezco a otro propietario. Se ha hecho con mis huesos de vieja madera un tal….. CARLOS SOBERA. ¿Os suena verdad? Estoy contento porque me cuidará fenomenal sobre todo por una razón fundamental porque sabe de este oficio. No vale cualquiera. Él, es actor.

Cien años no se cumplen todos los días, así que este siglo de vida lo celebramos durante todo el año con diferentes actos que conmemoraron este cumpleaños tan especial:

  • Un certamen literario: Premio Reina Victoria para jóvenes autores de teatro cuyo fallo fue emitido en junio de 2017. El premio consto de una ayuda económica de 3.000 euros.
  • Butacas con nombre propio: doce meses, doce butacas. Doce de las butacas del teatro tienen nombre propio y pertenecen, de manera simbólica, a diferentes personalidades del mundo de la cultura. Pincha aquí para ver las fotos.
  • Homenaje a nuestros mayores: mediante una función muy especial que homenajeo a los actores que han pasado por el escenario del Reina Victoria a lo largo de su historia. Toda la gala aquí.
  • Charlas y exposiciones: que se pudieron visitar y escuchar a lo largo de todo el año del centenario para repasar la historia de este centenario teatro.
  • Libro del centenario: como cierre de todos los actos del centenario, celebramos la presentación del libro del centenario, un siglo de historia que quedo inmortalizado en sus páginas.